4 abr. 2008

Las Noches del Cangrejo

54 noches y se dice pronto. Ayer se puso punto ¿y final?, ¿y aparte?, ¿suspensivo?, a esta fiesta de la poesía que jueves tras jueves ha ido llenando El Platea, un irreductible bar de la Alameda, en Sevilla, donde se ha suministrado la poción mágica contra el sopor y el aburrimiento en los recitales. Porque, por mi parte, si a los amigos de "Cangrejo Pistolero Ediciones", es decir el Cangrejo Pistolero y Dalton Trompet, Dalton Trompet y el Cangrejo Pistolero, hay que agradecerles algo es el haber sacudido el polvo -sinónimo de ácaro- de los recitales de poesía. Haber llevado a escena, dado forma de performance, brazos, ojos y vulvas, a todo el universo poético, sin olvidarnos de las cacatúas y los pictolines. Muchas críticas, más halagos, y 54 noches repletas de poetas, poesía escénica, perfopoetas, polipoesía, o llamémoslo diversión, o calidad, o simplemente Revuelta Sureña, apúntense esta expresión -yo ya me he apuntado-.
Anoche fue más de distinto, y nos dicen que se terminó, aunque espero que sea "por ahora".
Mientras tanto, a disfrutar de todo lo demás que hacen los del Cangrejo.

Les dejo con la presentación de la actuación anoche de Chichimeca:

Yo soy Chichi,
yo soy Meca,
somos dos
aquí en el Platea.
¡Y escuchándonos descubrirás
que esto es cangrejear!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mmm, yo de anatomías femeninas soy un ignorante pero... "bulba" no es con "v"? lo otro es un turco muy malo, ¿no? Enhorabuena, este blog y su pizquita literaria están muy bien. A la revolución por la literatura!!

El chico encapsulado

manolo g. dijo...

Es que a causa de Bush suelo huir de las dobles uves, en cualquier caso, y por respeto al turco, ya lo he modificado. bienvenido a mi memoria... extraible