14 abr. 2008

Hay festival (II)


Otro acto del Hay festival al que asistí la semana pasada fue la lectura conjunta de Menna Elfyn, Murid Barguti, Luis García Montero, Daniel Rodríguez Moya, Fernando Valverde y Luis Antonio de Villena. Fue el domingo 31 a las 18:30, en el Carmen de los Mártires, muy cerca de la Alhambra. Pues de nuevo me volvió a sorprender el ver un salón suntuoso lleno hasta la bandera. Y me sorprendió por, como en un post anterior ha apuntillado el Sr. Curri, el precio de 5 euros por aistir al acto. Y no creo que ni la mitad de los allí asistentes fueran voraces lectores de poesía, o fieles seguidores de alguno de esos poetas. Pero el caso es que se llenó, y me vale para seguir creyendo que esto de la poesía tiene algo de mágico y algo de extraño. Podemos ver un salón repleto, pero en los índices de ventas/lecturas la poesía sigue estando en el vagón de cola. Pues eso, algo de mágico y algo de extraño.

En cualquier caso, me sigue pareciendo un estudio antropológico más que interesante el hecho de pagar dinero por asistir a un acto poético, aunque se corre el riesgo de quedarse vacío, pero de vez en cuando no está mal valorar lo poético, y no acostumbrar a la sociedad a que la literatura en general sale barata -o gratis como la mayoría de recitales, charlas y conferencias-.
Un pero sí le voy a poner al acto, y es lo breve del mismo, sólo dos poemas por autor, eso sí que me pareció apretar la tuerca más de lo necesario.

De los poetas, pues Montero y Villena muy en su línea, respetables poemas y mejor conversación; Elfyn y Barguti, pues no los conocía de nada, y si las traducciones fueron fidedignas pues aportaron una visión no occidental de la poesía; y de los más jóvenes, pues Valverde sigue sin emocionarme, aunque reconozco que tengo en mi biblioteca en el lugar de libros pendientes su Razones para huir de una ciudad con frío pues tras hojearlo aparecieron notas interesantes, y de Rodríguez Moya estoy muy atento a la inminente salida al mercado de Cambio de planes, ya que Dani es uno de los autores jóvenes que más respeto me merecen de este país, no ha tenido prisa alguna en publicar, ha preferido trabajar su poesía y esperar el momento, además de haberse guardado de la furia pública y haber sido señalado como enchufado de García Montero, lo cual, pienso, su poesía se va a encargar de desmentir -cuando tenga su libro haré alguna reseña-.

4 comentarios:

Nacho Montoto dijo...

El truco está en dormir poco, muy poco.

Anónimo dijo...

ponle la tilde a extraíble...

manolo g. dijo...

sé que lleva tilde según la gramática de la lengua española, pero me es muy molesta, y si los de El Pais lo hiciceron por estética, por qué no lo voy a hacer yo??

Caperucito Lorca dijo...

Vaya elenco. ¡¡Tráenos uno de estos a Madrid!!

Aquel que se deja ver entre las sillas ¿no es Benjamín Prado?


A García Montero ya he tenido oportunidad de verlo en alguna que otra ocasión. Los demás no tienen un nombre tan recubierto de fama poética como para que yo los conozca.

Espero que pronto sí.

Creo que compartimos una misma mirada de la vida. Me gustan tus poemas. Mucho.

Un saludo.