14 ago. 2017

Hijo, Raúl Quinto

Hijo es un libro en el que sumergirse, de principio a fin. Con mucho de líquido amniótico, de cordón umbilical y de tinta. Es una confesión, o no, o mucho más que eso. Es una construcción en torno a un momento único, genético: la vida hecha hijo. Un conjunto de textos que manifiestan la mentira del signo lingüístico cuando se topa con ciertas realidades. "Este libro quiere ser eso./Decir eso./ Pero es un libro" (p. 62).
Más que una reseña del libro de Raúl Quinto, que inaugura la colección de prosa de La Bella Varsovia (leamos bien: prosa, no narrativa), aquí dispongo una serie de anotaciones y destacados, pues no creo que sea un libro de puntos cardinales ["entierra la brújula" (p. 18)]:


# Hay palabras que retumban: literatura, mundo, eco, propósito, Hijo.

# "sus ojos cerrados abrieron los míos para siempre. Y vi por primera vez" (p. 15).

# "toma de conciencia sin grieta del tiempo" (p. 15).

# Genealogía. "La sangre es tiempo y distancia, memoria sorda" (p. 21). "Mi hijo nació cansado porque venía caminando desde el principio de los tiempos" (p. 29).

# Desdoble de la creación. Doble realidad: vida y literatura. "La literatura tiene filo (...) no se puede coger de cualquier manera sin cortarte". Hay que ser consciente de las dos realidades porque "la palabra escrita asienta la realidad y le da peso y hambre de más realidad" (pg. 19).

# Un desarme, una rendición.

# "Por eso el meconio es negro, porque es la digestión de la larga noche de los ancestros" (p. 23).

# "Una nación es un territorio mental delimitado por sinrazones. Una construcción emocional. Una caja vacía" (p. 25). La patria como una ficción ligada a la familia, a las raíces, a la sangre.

# "La memoria es un quiste del lenguaje" (p. 28). "Cada frase que escribo tiembla y palpa las paredes del lenguaje" (p. 19).

# Imágenes, metáforas, juegos de palabras. HIBRIDACIÓN. Es lo que sucede cuando pones la prosa en manos de un poeta.

# En la página 30 menciona al Dr. Manhattan de Watchmen, y nos acordamos de La piel del vigilante.

# Reflexiones sobre el nacimiento, sobre el origen.

# "Estoy hilando" (p. 38), escribe para "hacer pie en el abismo" (p. 36), como fórmula para "conjurar lo invisible dándole forma" (p. 36). Es un modo de proximidad, de comprensión.

# Raúl Quinto dice: "Está aquí, respirando y dibujando señales en los mapas del aire con la brevedad de sus dos pies" (p. 39). José Martí decía: "dos pies que caben en solo un beso".

# Buda, Atenea, Zeus | Odín, Tezcatlipoca, Dios | Ilitía, Pitágoras | Lucia Hardy | Cuvier y Lamarck | Melissa Wilson

# Quinto Señala que hay una separación entre literatura y vida, pero quizás ocurra como en la teoría celular que menciona, donde las células del feto pueblan el cuerpo, y tras el parto se integran en ella, creando un vínculo. Quizás así autor y libro: parido, pero intracelular a la postre. "que la tinta es otra forma de la sangre" (p. 58).

El libro tiene un detonante, el nacimiento de un hijo -como dijera Lope de Vega, "quien lo probó lo sabe"-, pero la verbalización, las reflexiones, el punto de vista, es de Raúl Quinto. Si quieren más, pasen y lean Hijo.

No hay comentarios: