27 mar. 2012

s/t

Perdona si interrumpo algo,

si he movido la almohada

mientras leías

como haces cada noche

justo antes de dormirte

reposando esa paz y ese amor

que amanece y no pide más cuentas

que un café y tostadas.

Perdona si interrumpo algo,


cuando te miro

y tú andas en tus cosas,

aquí, dejando lejos tu ciudad,

familia y amigos,


cuando mi mano roza con levedad tu cuerpo

celebrándote.




No hay comentarios: