12 jul. 2009

Sábado noche - Antonio Portela

Sábado noche

Me sobran razones para la fiesta.
Entre ellas se encuentra no tener razones.
(Enumerártelas sería un desatino).
Cada extremo de mi cuerpo acaba
en un trozo de mundo, o un trozo de luz.
Respiro un aire inmenso. La especie
a la que pertenezco baila esta noche.
Yo me debo a mi especie. La fiesta
ha comenzado y no parece que termine.
Sin causa conocida mi cuerpo se muestra
enérgico o tímido, según convenga.
Ahora nadie podrá pararle.
Nada como una pista de baile
para tocar las estrellas. Abandonado
de los problemas, mi corazón
salta y lo ilumina un foco.
Es una metáfora incandescente.
Está sonando la última de Suede
y por momentos soy de plástico.

Antonio Portela

No hay comentarios: