17 nov. 2009

indigestión en las afueras

Mañana miércoles 17 de noviembre, en Las afueras -lasafuerasuniradio.blogspot.com- a las 20:00 sigue la entrevista con Siracusa Bravo Guerrero, que nos presenta su libro INDIGESTA (Cangrejo Pistolero Ediciones).

En Uniradio, la Radio de la Universidad de Huelva. Síguenos en el 103.6 FM -en
Huelva- o en www.uhu.es/uniradio -para todo el universo-.



Es inútil

NO SOY MALVADA, ESTOY SOLA
"Sienes de Amor" - Nuria Mezquita


Aún así

seguiré besándote.

Y si por casualidad VUELVES a gritar
te arrancaré el otro ojo.

11 nov. 2009

MM

SOBRE LOS POETAS QUE SE LANZAN A LAS AVENTURAS DE LAS ISLAS

En mi agenda habitan piratas misteriosos,
a veces me llaman o les llamo, son cordiales,
parecen divertirse con mis cosas y envían largas cartas
que obligo a descifrar a mi señora. Por ella sé
que son piratas que buscan un tesoro (el que yo busco),
que esperan que yo les dé una pista, cualquier pista,
las mismas que entre líneas les imploro.


Manuel Moya

3 nov. 2009

Un gato en las afueras

Mañana miércoles 4 de noviembre, en Las afueras a las 20:00 sigue la entrevista en directo con Javier Gato, que nos presenta su libro DIARIO DE UN GATO NOCTURNO (Cangrejo Pistolero Ediciones).
En Uniradio, la Radio de la Universidad de Huelva. Síguenos en el 103.6 FM -en Huelva- o en www.uhu.es/uniradio -para todo el universo-.





AURORA ROJA

De pronto, un mal día,
el gato se puede caer del tejado.
Una mañana cualquiera, a las puertas de Ítaca,
puede levantarse un viento huracanado
que hinche las velas de su barco
y lo empuje fuera de su casa, hacia la Odisea.
Entonces, el gato se ve a sí mismo
en medio de un inmenso océano,
a la deriva,
castigado por veintitrés elementos
y cegado por una luz de aurora antes nunca vista
que procede de una sonrisa:
la faze de matrana.
Pero no es rocío lo que cae;
no es lluvia que entra en la tierra y la fertiliza;
es viento indómito que aparece súbitamente,
remueve la tierra y se va
dejando tras de sí el desierto.
Entonces salta la alarma,
se cae en la psicosis,
se declara una sífilis.
Aparecen llagas.
Llagas abrasando el cuerpo, teñidas
de un color antes nunca visto por el gato nocturno:
ROJO.
El gato, curioso, se dirige con cautela
hacia esa aurora.
Pero la aurora no viene a él:
la aurora se queda en el horizonte,
como algo inalcanzable,
algo que promete mucho
y nunca se entrega por nada.
Ciego y exaltado por una locura que no puede controlar,
el gato salta a un abismo de lava,
de sangre roja,
aun a riesgo de perder sus siete vidas.
A veces,
cualquier noche,
después de un concierto de Celtas Cortos,
la curiosidad puede matar al gato.